OPINIONES DE LA FIESTA BRAVA

SE AGOTÓ EL TORITO MEXICANO / JOSÉ MATA

  

A pesar de que los oficiosos defensores del torito mexicano, insistan en difundir que es el mejor toro del mundo; la verdad demuestra que en las últimas tres décadas, fue tal el paulatino degenere y la consistente degradación, tanto de la casta como de la bravura, en las ganaderías "predilectas" de los toreros, que ahora mismo está en una alarmante crisis.

¡Claro!, que también se agregó el lidiarlos con una irresistible apariencia juvenil, que llegó a rayar en lo infantil… aunque eso sí, con muchos… muchísimos kilos artificiales, con el fin de apoyar, todavía más, a la agradable comodidad de las “figuras” mexicanas y de los demás toreros, que en lugar de exigir la verdad con base en la honestidad, prefirieron proseguir con lo impuesto.

Por lo anterior, queda perfectamente entendido que: LOS MUCHÍSIMOS KILOS ARTIFICIALES… NUNCA SON NI SERÁN EL TRAPÍO NI LA EDAD.

¿Qué le ha ocurrido a la Cabaña Brava Mexicana?

Simplemente, que ciertos ganaderos comerciales, olvidándose del respeto a su profesión, pisotearon a la ética, y decidieron llenar de “miel” a la sangre brava de sus vacadas, para proporcionar un pequeñajo bobalicón, que le permitiera faenas kilométricas a los toreros, consiguiendo, que, ahora mismo, sus bovinos… resulten ser un auténtico costal de mansedumbre… con una asfixiante falta de casta.

Sin embargo y por fortuna, de las 300 ganaderías mexicanas que componen la Cabaña Brava nacional, son pocos los que han seguido esa reprobable forma de ser… fundamentalmente serán una veintena de ganaderías comerciales, que por haber minimizado la majestad del toro bravo y encastado, son exigidas por los toreros que llevan la batuta aquí, y los ultramarinos como Enrique Ponce y El Juli fundamentalmente.

Ahí tenemos el caso del encierro de Montecristo lidiado el domingo 12 de febrero en el Nuevo Progreso de Guadalajara, justamente en el mano a mano de El Zotoluco y El Juli.

Resultó un espectáculo tan aberrante cuando se derrumbaron los seis toros… sobre todo, porque cinco eran unos auténticos inválidos.

Se corrió el rumor de la sospecha de una posible alteración por drogas, de inmediato las autoridades, el juez de plaza Rubén Pérez, exigió los exámenes post mortem, científicamente aplicados, y se descubrió que no hubo ninguna alteración química, que provocara el estrepitoso derrumbe de los astados.

Por lo que se puede llegar a la conclusión, de que fue justamente el descastamiento… la falta de bravura, lo que llevó al deplorable espectáculo, de ver a los toros, plácidamente echados como cual vacas mansas, en el redondel del coso tapatío.

No obstante, esto también lo hemos visto durante muchas temporadas del coso mayor… los insignificantes animalitos que pide Ponce de la ganadería de Julio Delgado, o los bovinos de Teófilo Gómez, Bernaldo de Quirós, Cuatro Caminos, Garfias (en cualquiera de sus denominaciones)… en fin; o por ejemplo, el encierro de Rancho Seco del reciente domingo 19, cuyos bureles... también estuvieron visitando la arena.

Y sin embargo, en toda esta mar de engaño, podemos afirmar que sí existen ganaderos escrupulosos, que buscan la grandeza del auténtico toro bravo… encastado, con el esplendor de sus más de 4 años cumplidos, como el de la dehesa de San José, los señores de Barralva, los de Santa María de Xalpa, La Joya, La Cardenilla, Zacatepec, Piedras Negras, De Haro, Felipe González, en fin… pido perdón a más de los auténticos ganaderos, por no recordarlos en este escrito, por fortuna hay más de uno… señores empresarios y toreros.

Así es… en sus vacadas pasta el auténtico toro… bravo y encastado, en espera de que los verdaderos toreros los enfrenten, y así realicen auténticas hazañas en el redondel. Hazañas que emocionen al público y devuelvan con cabalidad, dignidad y respeto, la grandeza perdida.

Sí… todo hace ver que el torito mexicano se agotó, pero eso no significa que el verdadero toro no exista en México.

¡Por supuesto que lo hay!


Sólo hace falta que lo enfrenten toreros de verdad, y no dudamos que en el renuevo generacional que se está dando en las filas de los recién alternativados, existan muchos jóvenes con pundonor, que quieran y respeten a su profesión con honestidad y plausible dignidad.

LOS TOREROS – PERIODISTAS / POR: NESTOR A. GIRALDO

  

De un tiempo para acá y con los servicios de internet y redes sociales como el Facebook que invadieron el mundo entero, los periodistas que cubrimos la actividad taurina hemos sido relegados e ignorados por los toreros que ahora también son periodistas y publican sus actuaciones con todo y registros fotográficos.

En épocas pretéritas, cuando el periodista por alguna circunstancia no podía asistir sobre todo a los festejos de provincia, el mozo de espadas del matador, el apoderado o el propio torero se encargaban de comunicarse con los periodistas para dar el resultado de la corrida; hoy no. El periodista pasó a ser un elemento ignorado por los toreros y con solo algunas excepciones, estos se comunican para dar su parte de triunfo.

Es una pena que el sistema de comunicación periodista – torero se haya roto y ahora sea el propio diestro el que haga las veces de periodista en muchas ocasiones publicando triunfos ficticios que caben únicamente en la mente de ellos. 

Elementos del periodista

La mala información solo conduce a que el lector aficionado se forme una imagen errónea de lo acontecido. 

En casos se eleva a la máxima potencia la presentación y comportamiento de los “toros”, cuando la verdad es todo lo contrario; faenas que encumbran a los toreros sin ser cierto; orejas que se cortan sin permiso de la autoridad pero se hacen efectivas para sumar en un escalafón, etc., etc., etc.

El Facebook se convirtió para los toreros en una tribuna de información con una vitrina de reseñas engañosas mal escritas, llenas de errores de ortografía, sin el mínimo de detalles gramaticales y de sintaxis, sin guardar el más exiguo y minúsculo respeto por el lector.

No hay que dudar que las intenciones de escribir de los toreros sobre sus actuaciones son buenas y sanas pero desdibujando y desluciendo su condición de profesional, entrando en la absoluta mediocridad como escritor o periodista.

“No escribas como periodista lo que no puedas sostener como hombre”, dijo el destacado político, periodista, historiador mexicano y miembro del Congreso Constituyente de 1856, Francisco Zarco.

CUESTIÓN DE OPINION / GERARDO HERNÁNDEZ AMADOR

  

¿LO QUE MUCHOS NO QUIEREN VER? / POR: GERARDO HERNÁNDEZ AMADOR

Sin lugar a dudas la fiesta brava vive el peor momento de su historia en México, pues cada vez menos público asiste a las corridas de toros, ni los mejores empresarios, ni las figuras taurinas de la baraja nacional, ni las ganaderías más prestigiosas de México, han hecho lo debido o lo necesario, para que la gente regrese a las plazas de toros, pero: ¿Qué es lo debido y que es lo necesario?, ellos lo saben, pero no lo quieren ver.

¿Qué podemos apreciar en este entorno tan complejo que es la fiesta taurina?, aquí algunas observaciones y opiniones personales sobre el particular: 

LOS EMPRESARIOS: 

1.- Que los empresarios taurinos deberían estar afligidos no porque se monten las corridas, sino porque de miles de habitantes que tienen su residencia en los lugares más taurinos de México, como son: el Distrito Federal, Aguascalientes, Guadalajara, Tlaxcala, Hidalgo, Queretaro, Puebla, Mérida, etc, no acuden suficientes aficionados para llenar las plazas y el gusto por la fiesta brava va desapareciendo, por ello, si insisten en llevar a las plazas, toros cómodos, dulces, sin bravura ni casta, para que las figuras del toreo simulen un peligro inexistente en los alberos de los cosos taurinos, más temprano que tarde, la fiesta de los toros se convertirá en un espectáculo privado de las ganaderías, ojalá, que este comentario no resulte premonitorio. No sigan pensando que el aficionado a la fiesta taurina no se da cuenta de la presentación de los encierros, por ejemplo, los celulares están a favor del aficionado y en contra de ustedes, luego de la celebración del  sorteo y enchiqueramiento, los celulares suenan e informan por doquier, el tipo de toros que saltarán a la arena, entonces, no es por ahí, ese no es el camino. 

2.- ¿LOS AFICIONADOS SON LOS CULPABLES?

Muchos afirman que los culpables de este desinterés por las corridas de toros son los aficionados que no asisten a las plazas y que no apoyan el espectáculo de los toros, Falso, los aficionados no asisten porque no les motiva lo que sucede en el ruedo. Si no están en los tendidos es por falta de interés, más aún, si podemos observar que actualmente existen diversidad de espectáculos que los mantienen entretenidos que una corrida de toros mansos. La realidad es que no se capta interés para motivar al público, al contrario, unos cuantos toreros son los que ocupan la mayoría de los carteles con toros que no provocan ninguna emoción, animales que provocan más ternura que miedo y de un tiempo para acá, son más dulces que la miel, así con este tipo de toro, menos público tiene el interés de ir a una corrida.

3.- LOS TOREROS: 

Si los toreros enfrentaran en el ruedo toros bravos, encastados, con trapío, edad, bien armados, fuertes y poderosos, la gente regresaría a las plazas, en el momento en que la gente mire las imágenes de cornúpetas imponentes apreciará que sólo alguien sobrado de valor es capaz de ponerse enfrente de un toro de tales condiciones. Una corrida de toros con este tipo de encierros, sería por demás emocionante, porque se enfrentan dos seres vivos y el peligro estaría latente durante toda la corrida, sin embargo, si a los aficionados se les sigue ofreciendo pan con lo mismo continuarán alejándose del espectáculo taurino.

Desafortunadamente para la fiesta, las figuras del toreo, exigen al empresario las ganaderías de su preferencia, y si el juez de plaza lo permite, pues el aficionado bien gracias, mientras pague su boleto, aunque, eso sí………menos aficionados, menos utilidad para la empresa, luego entonces, sigan alejando al público de las plazas.

4.- LA MANIPULACIÓN DE LA FIESTA:

La parodia en el ruedo de una plaza de toros a nadie le entusiasma, lidiar toros bobos sin transmisión de peligro, no ilusiona a nadie, el exceso de premios que conceden los jueces a los toreros simulando triunfos e indultos fabricados no es la solución, mutilar cornamentas, y medio matar toros en la suerte de varas, hace deplorable la tauromaquia, el autoengaño está matando la fiesta, antitaurinos y legisladores no son los únicos que están acabando con ella, son sus mismos protagonistas quienes la están matando a pasos agigantados, la fiesta brava está herida de muerte.

5.- LOS GANADEROS:

Es un secreto a voces que algunos ganaderos mexicanos han preferido criar el toro dulce que garantice pases al matador en los doce minutos del último tercio de la lidia, que un toro encastado y bravo que lo demuestre desde el primer tercio en su pelea en la suerte de varas, eso no, lo que importa para ellos, es que el torero se sienta cómodo y lo más seguro posible con el toro, por ello, es cada vez más común que los empadres en el campo busquen estas características en su “toro bravo”, hecho que desde el punto de vista comercial les reditúa mejores dividendos, ya que en la actualidad, se está haciendo costumbre que los ganaderos que producen toros dulces, vendan más que los que producen toro bravo y encastado, es más, las figuras del toreo exigen “toro chico y billete grande”, toros encastados y bravos “ni en pintura”

6.- LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: También tenemos nuestro papel y nuestra responsabilidad compartida en la fiesta taurina, muchos medios, no todos, nos conformamos y “cumplimos” cuando publicamos la reseña correspondiente, y para no quedar mal con la empresa o con tal o cual torero o ganadero, eludimos tratar temas escabrosos, aun a sabiendas de que con ese criterio nos convertimos en cómplices del proceso que criticamos. Si nuestro compromiso con la libertad de expresión y con el aficionado a la fiesta taurina vale una cortesía para entrar a la plaza, PAGUEMOS NUESTRO BOLETO Y COMPREMOS CON ELLO NUESTRA LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

MI CONCLUSIÓN: 

A pesar de los pesares, considero que el momento aún es oportuno para rectificar y no permitir que la fiesta taurina muera, ojalá que empresarios, ganaderos, toreros, medios de comunicación y aficionados en general, sumemos esfuerzos para que esto no ocurra. En www.portaltaurinotvhidalgo.com, seguiremos aportando lo que esté a nuestro alcance para que la fiesta resurja, por ello, les solicitamos atentamente a los empresarios taurinos: Que todos los medios de comunicación sean bienvenidos a las plazas de toros, todos ellos merecen un respeto y las facilidades necesarias para cumplir con su trabajo, al final del día, ellos son los que llevan las noticias taurinas al público, taurino y anti taurino, en ese entendido, también aportan a la fiesta. Gracias por su atención, la mejor opinión es la de usted. Atte: Gerardo Hernández Amador. contactotvhidalgo@yahoo.com.mx

En Opinión de: Luis Eugenio Gallardo Hernández

..........................................

En Opinión de: Sonia Cristina López Valderrama

   

“La cuarentona se queda sin celebración”

La cuarentona se queda sin celebración, dicen que cuando llegan los cuarenta llegan los mejores años, caray pues esperamos así sea, ya que los últimos no han sido los mejores para la Plaza de Toros de Pachuca, que debe su nombre al torero y revolucionario pachuqueño Vicente Segura y que después de haber sido una de las plazas más importantes del país tras su apertura no ha tenido la continuidad que necesaria para mantenerla en los primeros planos nacionales.

Cuando la plaza abrió sus puertas, la empresa estaba a cargo del exitoso hidalguense Don Jesús Arroyo, me atrevo a afirmar que su gestión fue la mejor para la Vicente Segura, las ferias de San Francisco en aquellos años eran la antesala para la temporada grande de La México, llenos hasta el reloj figuras mexicanas y extranjeras importantísimas de la época e inolvidables triunfos, los desaparecidos Manolo Martínez y Curro Rivera, al lado de "El Coloso de Tula" Jorge Gutiérrez con toros de Javier Garfias integraron el cartel inaugural el 11 de noviembre de 1978. 

Varias empresas han estado al frente de la monumental Pachuqueña, Alfaga de Rafael Herrerías, Renovación 2000, Protamex de Pedro Haces, Rubén Ortega, pero tristemente el prestigio de la plaza fue perdiéndose, hasta que llegó Pasión Ganadera del ganadero Julio Uribe Barroso confeccionado carteles importantes y festejos que dejaron precedente como la corrida 2000 de Pablo Hermoso de Mendoza o la encerrona de Joselito Adame, las actuaciones de Julián López "El Juli", Enrique Ponce, el desaparecido Iván Fandiño entre otras figuras, pero cuando termina el gobierno de Francisco Olvera quien decretó las Corridas de Toros y las Charreadas Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado de Hidalgo, y llega el actual gobernador Omar Fayad, decide cambiar a la empresa, Innovación Taurina estuvo dos años al frente de la plaza con resultados nada favorables. 

En este 2018 a toro pasado el gobierno decide que las empresas Feria Toro y República Toro llevaran las riendas de la Plaza Vicente Segura cuando la Feria San Francisco estaba ya a la vuelta de la esquina, tristemente solo se dieron 2 festejos donde se dieron cita muy pocos aficionados y los resultados no fueron los deseados, la Plaza Vicente Segura se queda sin celebrar tan importante acontecimiento ¡40 años de haber sido inaugurada! 

Está anunciado un festejo para febrero con el rejoneador Diego Ventura, Enrique Ponce y Luis David. 

Mis deseos para la cumpleañera son varios, que la maneje una empresa seria que tenga como objetivo principal que vuelvan las tardes de triunfo por supuesto con figuras nacionales y extranjeros, que den novilladas y becerradas pues en los chavales está el futuro de la fiesta, que den oportunidades a los toreros hidalguenses, que las autoridades cumplan con el reglamento, y por ende velen por los intereses del aficionado que es el que paga por el espectáculo, que salgan toros con edad y trapío como lo mandan los cánones del toreo. 

¡Feliz cumpleaños 40 Plaza de Toros Vicente Segura!

"División de Opiniones". José Luis Ayala Olguín

  

JORGE GUTIÉRREZ ARGÜELLES 

Matador de toros mexicano, nacido en Tula (en el estado de Hidalgo) el 27 de febrero de 1957. Tras curtirse en la dura lidia de becerros y novillos bravos por las pequeñas plazas de su entorno, decidió tomar la alternativa el día 11 de febrero de 1978, en el ruedo de la Monumental Plaza de toros México . Fue su padrino en esta emotiva ceremonia Manuel Martínez Alcira (“Manolo Martínez”), quien en presencia de un tercer espada mexicano que hacía las veces de testigo, Francisco Rivera Agüero (“Curro Rivera”), le cedió los trastos con los que había de dar lidia y muerte al toro Perla Negra que lucía hierro, señal y divisa de don Javier Garfias.

Sin contar con antecedentes taurinos en su familia, debutó como novillero en 1975 en la plaza La Florecita de Ciudad Satélite en el Estado de México. Se presentó por primera ocasión en la Monumental Plaza de Toros México el 27 de julio de 1977, ese mismo año fue premiado con el Estoque de Plata.

Cuatro años después, en la temporada de 1982, Jorge Gutiérrez aterrizó en suelo español dispuesto a confirmar en Madrid la validez de su doctorado taurino. Y así, el día 22 de mayo de 1982, en el transcurso de la feria más importante del mundo (la de San Isidro), hizo el paseíllo en las arenas de la plaza Monumental de Las Ventas, apadrinado por el afamado diestro sevillano Manuel Vázquez Garcés (“Manolo Vázquez”). En calidad de testigo, compareció también aquella tarde el no menos célebre espada madrileño Antonio Chenel Albadalejo (“Antoñete”), quien pudo dar fe de cómo el joven matador trasteaba y despachaba al toro Berlinés, que se había criado en las dehesas de los Hijos de don Celestino Cuadri. En 1990 consolidó su carrera como matador obteniendo varios triunfos en la Plaza México, lo cual lo convirtió en uno de los toreros consentidos de la afición. Después de Manolo Martínez, es el torero que más veces se ha presentado en dicho coso, ha realizado el paseíllo en más de ochenta ocasiones.​ El 5 de febrero de 1996 participó en la corrida del cincuentenario de la Plaza México, aunque hizo excelentes faenas, perdió las orejas al fallar con el estoque.

En ese mismo escenario indultó al toro Poco a Poco de la ganadería de San Martín en Enero de 1981 y al toro Giraldillo de la ganadería de Manolo Martínez en marzo de 1996, asimismo cortó más de cuarenta orejas y dos rabos, uno de ellos al toro Consentido de la ganadería de San Martín en enero de 1992.

Se despidió el 4 de febrero de 2007 con el toro llamado Inolvidable de Carranco en la Monumental de Insurgentes. Han sido innumerables las tardes de triunfo y reconocimiento para el llamado Coloso de Tula. 

Como anécdota una tarde un día antes de una corrida el matador estaba en un café junto con otra persona , en la cual durante la charla y estancia en ese lugar vio pasar a una persona con una discapacidad al caminar (cojo) se le hizo muy extraño incluso comento que no le gustaba ver ese tipo de personas , cuál sería la sorpresa que no fue solo uno; en el trayecto de la tarde fueron 3 en total a lo que el matador se disculpó y pidió retirarse del lugar , sentía un presagio para el día de la corrida . La mañana siguiente previo a la corrida en la habitación del hotel al estarse calzando la taleguilla del vestido de torear, este se lastima un dedo el cual se pincha y cae una gota de sangre en la parte interna de su muslo derecho , para sorpresa de todos al estar lidiando al burel esa tarde el toro en un parón inesperado le alcanza en la parte donde había caído la gota de sangre y le infiere una de las cornadas más fuertes y delicadas que tuvo a lo largo de su trayectoria.

Pepe Ayala